• Han pasado 25 años desde que siete bailarines fueron los dioses de Madonna en su apoteósica gira Blond Ambition. Se convirtieron en modelos de estilo, vanguardia y lucha por la visibilidad homosexual por derecho propio pero, como revela la película, pronto estalló esa burbuja.

strike a pose, la película sobre bailarines de madonnaEn 1990, siete jóvenes bailarines se unieron a la polémica gira mundial de Madonna Blond Ambition World Tour, documentada en la película Truth or Dare (comercializada en España como “En la Cama con Madonna”). Madonna, que se autoproclama la madre de sus bailarines, seis de ellos homosexuales, usó esta película como medio para defender los derechos de los homosexuales y la libertad de expresión.

Los bailarines Luis Camacho, Oliver Crumes IIISalim GauwloosJosé Gutiérrez, Kevin SteaGabriel Trupin y Carlton Wilborn, fueron elegidos personalmente por Madonna entre miles de candidatos. Con formación en danza clásica, una fuerza y extravagancia desconocida hasta el momento, se convirtieron en ejemplos que inspiraron a personas en todo el mundo a atreverse a ser quienes realmente son.

Thuth or Dare se convirtió en una pieza de culto para la comunidad homosexual, no en vano muchos pudimos ver por primera vez un beso entre dos hombres en una pantalla de cine. Así, Madonna subía a los altares gracias a su apoyo a los derechos de los homosexuales, la liberación sexual y la lucha contra el sida.


Pero el idilio entre Madonna y su bailarines duró poco, se vino abajo nada más acabar la gira. A pesar de que los bailarines eran cruciales para el mensaje de Madonna, surgieron problemas (demanda incluida de Gabriel contra Madonna) y nunca más fueron contratados por la diva.

Veinticinco años más tarde, seis de los bailarines (Gabriel falleció) cuentan cómo fueron sus vidas durante y después de la gira a través de la película documental Strike a Pose, dirigida por la escocesa Ester Gould y el holandés Reijer Zwaan, y que celebró se estreno mundial a principios de este año en la Berlinale (Festival de Cine de Berlín).

Los seis artistas supervivientes se reúnen en esta película y revelan los secretos enterrados durante 25 años. En su momento se convirtieron en auténticas celebridades mundiales por derecho propio. Eran reclamados en los eventos más VIPS, las discotecas de medio mundo se peleaban por ofrecer sus actuaciones, ocupaban programas de televisión y eran reconocidos por la calle.

¿Qué sería de ellos con el paso del tiempo? Esa es la pregunta que se hizo Reijer Zwaan, director de Strike a Pose. Para él, impactado por el fenómeno que supuso en su momento, la historia de estos bailarines seguía siendo muy interesante e intrigante y decidió tratar de reunirlos y contar su historia a través de una película. “Gracias a las redes sociales, los bailarines no eran difíciles de localizar. Lo complicado era convencer a todos para aparecer en la película”, ha declarado Zwaan.

Les escribió a todos una convincente carta, algunos respondieron inmediatamente y estuvieron de acuerdo en aparecer en la película. Otros fueron más cautos pero todos se mostraron halagados e interesados y al final accedieron. Strike a Pose no es una película centrada en el cotilleo ni tampoco en Madonna, la verdadera intención de la película ha sido explorar hasta qué punto estos bailarines reinventan sus vidas una vez que su tiempo de estrellato había terminado.


Los bailarines reconocen en la película haber tenido una influencia considerable en la cultura gay. Por ejemplo, aunque el Voguing surgió en los 80, fueron ellos junto a Madonna quienes impulsaron este estilo de baile tan popular entre la comunidad homosexual y que hoy en día aún mantiene un gran efecto positivo entre nosotros, como hemos podido conocer hace poco a través del artículo “La cultura del voguing salva vidas LGBT en Detroit“

Durante su tiempo con Madonna, los bailarines han reconocido haber estado viviendo en “una burbuja ” y que inevitablemente esa burbuja estalló. Hubo luchas con el alcoholismo, la enfermedad, la decepción profesional o las desavenencias personales.  Strike a Pose nos da la oportunidad de conocer la historia de unos artistas de auténtico talento y valentía.