* Con solo 21 años, este músico de Las Vegas recibe éxito de crítica en los medios más importantes de los EE.UU. y se extraña del interés que muestran en su identidad de género, oponiéndose a etiquetarse.

shamir-1En las últimas semanas, Shamir, de solo 21 años, ha recibido excelentes críticas y el calificativo de vanguardista por medios tan importantes como The New York Times, The Guardian o NPR, sin mencionar los elogios que ha recibido de muchas webs importantes de música alternativa. Su álbum debut “Ratchet” mezcla hip-hop, EDM y buena música de baile ochentera.

Su primeros singles como “Call It Off” y “On the Regular” desbordan juventud y originalidad. Sus vídeos también cuentan con brillantes y atolondrados mundos donde está rodeado de marionetas y colores, proyectando cierta ternura y gran cercanía con el músico.



La identidad de género de Shamir ha creado mucho interés en los medios de comunicación, pero ante su insistencia a no etiquetarse la prensa ya le ha encontrado una, postgénero.

No le molesta que se califique su voz de andrógina, pero aclara “mi voz no es femenina y tampoco masculina, es un feliz término medio, y creo que si el mundo fuera un poco de esta manera se acabarían nuestros problemas”. Su imagen también resulta andrógina, pero insiste en que “no es una estrategia publicitaria, no es algo que busco, mi energía es masculina y femenina, y me da igual el pronombre que utlicen para referirse a mi”.

La idea de que la sexualidad debe definirse es aburrida para Shamir. “No tiene sentido. No veo por qué tiene que haber etiquetas. ¿Por qué tienes que encasillarte en algo y ser una cosa?” dice. Y, añade, “Tengo preferencias, supongo. pero porque a alguien les gusten solo las rubias ¿hay que definirlo como rubiosexual?. No veo la necesidad”.


Shamir nació en el norte de Las Vegas (EE.UU.), alejado de casinos y vida nocturna. Se crió frente a una granja de cerdos, llevando una vida tranquila y con mucho tiempo para encontrar cosas que hacer, y así descubrió su pasión por la música. Su estrella es Nina Simone,”Tenía una voz poco convencional y sabía usarla de forma muy poderosa, ha sido una inspiración para mí. Pero incluso personalmente me influyó su aspecto andrógino, siempre fue mi luz”, ha declarado.

Shamir y su banda vendrán en breve a Europa en una gira que le llevará a Reino Unido, Francia y Bélgica, entre otros países. Después la banda regresará a Estados Unidos para participar en importantes eventos musicales como el Festival Pitchfork de Chicago. Nada mal para un joven que hace solo un año trabajaba en una tienda de ropa de un centro comercial. Admite que a veces se siente abrumado por el ritmo en el cual está evolucionando su carrera musical. “Hace poco salía de un edificio en Nueva York y me encontré mi cara en una cartelera de Times Square. Para mí fue surrealista, me pregunté ¿es esto real? ¿qué está pasando?, pero me hizo muy felíz”, ha declarado.