• “The Father Project”, en el que practica sexo con un sacerdote en el altar de una Iglesia frente a los feligreses no ha gustado a muchos, pero está dando la vuelta al mundo.

toojiTouraj Keshtkar, más conocido por Tooji, es un cantante noruego de origen iraní que ganó en el año 2012 el Melodi Grand Prix, un concurso de cantantes de la televisión pública noruega que daba acceso a representar al país en el Festival de Eurovisión. Así lo hizo  con la canción Stay y, aunque en Eurovisión sólo obtuvo 7 puntos y ocupó el último lugar del certamen, su gran atractivo y su voz le han permitido encauzar una carrera musical.

Tooji es el protagonista del videoclip titulado The Father Project, con el previsible escándalo. Y es que Tooji, además de aprovechar la ocasión para “salir del armario”, pretende reivindicar en su vídeo que los Derechos Humanos están por encima de la religión. Dolido por el trato que recibe la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) por parte de la Iglesia, se muestra en el vídeo practicando sexo con un sacerdote en el altar y frente a los feligreses.


El videoclip se grabó en una Iglesia de Frogner (Oslo, Noruega), habiendo sido condenado el videoclip por el obispo de Oslo a través de un comunicado calificando el vídeo de profanación. “No importa el tipo de mensaje que contenga el vídeo, la filmación de escenas íntimas frente al altar es inaceptable, sea homosexual o heterosexual, y es un abuso de la Iglesia”, ha declarado.

Según las propias palabras del artista, “con este proyecto quería mostrar que el amor entre dos personas del mismo sexo no es algo nuevo, aunque se haya contaminado por la religión”. Por lo tanto, no estamos solamente ante un simple single, sino ante un proyecto reivindicativo y por eso Tooji ha tomado la frase “Dios es Amor. Los prejuicios y el odio son un acto del Hombre”.

Tooji ha decidido exponer estas y otras explicaciones a través de un vídeo reivindicativo titulado “Human Rights Above Religion” (Los Derechos Humanos por encima de la religión).


El videoclip ha sido visto por más de un millón de personas. El single de Tooji fue elegida como la canción oficial del Oslo Pride 2015.